Sala de Prensa
A WÄRTSILÄ EN AMÉRICA LATINA

Un nuevo estudio sobre el sistema energético de Chile revela el camino rápido hacia la descarbonización

Wärtsilä Chile Ltd.,
  • Nota de prensa local
29 julio 2021 a las 14:00 E. Europe Standard Time

Chile cuenta con uno de los planes de descarbonización más ambiciosos del mundo, con el objetivo de lograr un sistema energético neutro en carbono para 2050. Este país sudamericano  ya cuenta con una cuota de energía renovable del 70% gracias a la disponibilidad de algunos de los mejores recursos eólicos y solares del mundo. Es posible retirar el carbón en Chile antes de 2030 y alcanzar un sistema de energía 100% neutro en carbono antes de 2050.

Durante el seminario web “Chile, hacia un futuro de energía 100% renovable”  en julio de 2021, los expertos de Wärtsilä Jussi Heikkinen, Director de Crecimiento y Desarrollo y Antti Alahäivälä, Gerente General de Desarrollo de Negocios compartieron los resultados del estudio de seguimiento  “Hacia un futuro de energías 100% renovables”.

“Muchos se han preguntado si sería posible en Chile sin carbón,  incluso antes de 2030,  y claro que es posible”, dijo Heikkinen. “Sin embargo, el sistema de energía no es capaz de servir la carga sin plantas de carbón y diesel hasta que se hayan construido cantidades adecuadas de nuevas plantas solares, eólicas, de almacenamiento de baterías y de generación de gas flexible”.

Un panel de expertos locales e internacionales relacionados con la energía se unió a Heikkinen para discutir los resultados del estudio. La socia fundadora de EnerConnex, Ana Lía Rojas, el consultor de Inodu Jorge Moreno y el Jefe de la División de Estudios y Políticas del Ministerio de Energía, Carlos Barría Quezada, compartieron sus impresiones del estudio durante la revisión del panel que fue moderado por Carlos Finat de la Asociación Chilena de Energías Renovables, ACERA AG.

“Quiero agradecer a Wärtsilä por el esfuerzo realizado en el desarrollo de este segundo estudio que viene a darnos luz adicional y antecedentes sobre el potencial y las tremendas posibilidades que tiene Chile para hacer una transición energética temprana”, dijo Finat. “Es un estudio muy profundo”.

“Creo que el valor de tener este tipo de estudios e informes disponibles es que es precisamente para aquellos tomadores de decisiones que pueden evaluar y pueden acceder en profundidad a este estudio porque nos brinda escenarios”, agregó Rojas. “El valor de los escenarios me parece fundamental, entender qué es posible y cómo se puede hacer este camino hacia la transición energética y un sistema eléctrico 100% renovable”.

“Felicidades por el estudio y el análisis”, dijo Barría Quezada. “Siempre se valora. En Chile el aporte de estudios técnicos y rigurosos nos permite entender los posibles caminos del sistema eléctrico. Tenemos que estar haciendo las cosas hoy [no en los próximos años], y este tipo de análisis nos muestra la urgencia del punto de vista regulatorio”.

El estudio indica que aunque la energía renovable competitiva y el almacenamiento de baterías están disponibles, la pieza que falta en el rompecabezas es el almacenamiento de energía a largo plazo, que tiene el papel de garantizar el funcionamiento adecuado del sistema y la fiabilidad, incluso durante los patrones climáticos habituales más largos, como la sequía, el calor extremo o las olas de frío, la nubosidad y la lluvia, los períodos de viento bajo, así como las temporadas solares bajas, como el invierno.

La utilización de Power-to-Fuel-to-Power como almacenamiento de energía a largo plazo le ahorra a Chile un estimado de 17 mil millones de dólares o 26 por ciento en inversiones y permite menores costos de generación con una mejor confiabilidad del sistema.

Hay 4 etapas principales en el proceso de descarbonización:

  1. Retirar las centrales eléctricas de carbón y gasóleo con altas emisiones de carbono para 2030.
  2. Para que el retiro sea posible, Chile necesita construir más plantas eólicas, solares, de almacenamiento de baterías y de generación flexible de gas que puedan servir la carga cuando las capacidades de carbón y Diesel se hayan ido.
  3. Después del cierre de las plantas de carbón y gasóleo, ampliar las plantas solares, eólicas, de almacenamiento de baterías y de generación flexible de gas para satisfacer la carga.
  4. El paso final se toma cuando las plantas de generación de gas flexible se convierten en combustibles renovables, que es un paso que se puede dar antes de 2050. Alinear el desarrollo del sistema de energía con la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde (incluidos los combustibles neutros en carbono derivados del hidrógeno, como el amoníaco y el metanol) realmente tendrá un impacto positivo en el plan de descarbonización del país, ya que permite la construcción del almacenamiento de energía a largo plazo, y más económico, utilizando el proceso Power-to-X-to Power (PtXtP).

Estos son algunos hallazgos clave del estudio:

  • Los costos de generación de electricidad no aumentarán a pesar de los ambiciosos objetivos. De hecho, después de que las plantas de carbón y Diesel se retiren del sistema, los costos de generación disminuirán rápidamente, lo que se estima que es de casi el 40 por ciento en comparación con el nivel actual.
  • En el escenario óptimo, 49 BUSD se invertirán en el sistema de energía en el lado de la generación. Algunas inversiones adicionales son necesarias en la red para llevar todas las energías renovables a los centros de carga.
  • Las emisiones de carbono disminuyen lentamente durante la primera mitad de esta década, pero las emisiones disminuyen rápidamente cuando comienzan los cierres de plantas de carbón y Diesel. Para 2030, las emisiones de carbono se han reducido en más del 80% en comparación con 2020.

El plan es totalmente realista y se puede hacer sin nuevas tecnologías, pero los cambios de política en el aspecto regulatorio son necesarios para acelerar el progreso.

Vea la grabación y descargue la presentación aquí: https://www.pathto100.org/event/chile-hacia-un-futuro-de-energia-100-renovable/  

Para obtener más información sobre este comunicado, contactar a:

Tamara Rivera
Marketing & Communications Manager, AMER
Wärtsilä Energy
Mob. +1 (832) 983-2129
tamara.rivera@wartsila.com

Breve reseña de Wärtsilä Energy
Wärtsilä Energy lidera la transición hacia un futuro de energía 100% renovable. Ayudamos a nuestros clientes en la descarbonización mediante el desarrollo de tecnologías líderes en el mercado. Estas cubren centrales eléctricas de balance preparadas para operar con los combustibles del futuro, soluciones híbridas y tecnología de almacenamiento de energía y optimización, incluida la plataforma de gestión de energía GEMS. Los servicios de ciclo de vida de Wärtsilä Energy están diseñados para incrementar la eficiencia, promover la fiabilidad y garantizar el desempeño operativo. Nuestro historial comprende 74 GW de capacidad en centrales eléctricas y más de 80 sistemas de almacenamiento de energía entregados a 180 países de todo el mundo.
www.wartsila.com/energy

Breve reseña de Wärtsilä
Wärtsilä es un líder global en tecnologías inteligentes y soluciones completas durante todo el ciclo de vida para los mercados marino y de energía. Mediante el énfasis en la innovación sostenible, la eficiencia total y el análisis de datos, Wärtsilä maximiza el rendimiento económico y medioambiental de los buques y plantas eléctricas de sus clientes. En 2020, las ventas netas de Wärtsilä alcanzaron los 4.600 millones de euros con aproximadamente 18.000 empleados. La compañía opera desde más de 200 localizaciones en cerca de 70 países alrededor del mundo. Wärtsilä cotiza sus acciones en Nasdaq Helsinki, Finlandia.
www.wartsila.com

© 2021 Wärtsilä